Orientación y asesoramiento psicológico

Orientación y asesoramiento psicológico

Un gran vacío que se encuentra en la intervención social es la desvinculación que existe entre los recursos disponibles y los potenciales usuarios. Esto se da frecuentemente por la falta de información entre las personas, especialmente en los jóvenes y mujeres (colectivos a los que se destinan muchos recursos por necesidad de intervención).

Puede ser muy útil crear en nuestra ciudad con tanta población joven y con gran diversidad un centro donde se puedan consultar recursos, centros especializados o talleres que puedan beneficiar a la persona demandante.

Además, desde este medio se pueden recoger las necesidades o exigencias directas de la población y dar respuesta mediante talleres, sesiones psicoeducativas u otros recursos desde el mismo centro.

Invertir en este tipo de actuaciones puede aumentar la participación social y permitir que se aprovechen al máximo los recursos que ya se destinan.

Ya se han creado centros de orientación y asesoramiento psicológico y se ha visto su eficacia en temas sociales como son: sexualidad, violencia de género, bullying, adicciones, etc.